No se puede cambiar de corazón como de sombrero sin haber sufrido primero ♫